...

Benefíciate de las ventajas de una mudanza Profesional . Embalaje y Desembalaje

  comercial@mudanzaselpato.com         937 214 586            

Benefíciate de las ventajas de una mudanza Profesional . Embalaje y Desembalaje

Benefíciate de las ventajas de una mudanza Profesional . Embalaje y Desembalaje

por | Jul 14, 2022 | General

El proceso de embalaje y desembalaje de mobiliario y enseres es, junto con el proceso de montaje y desmontaje de muebles, es uno de los más desafiantes a la hora de realizar una mudanza puesto que el conjunto de tareas que lo integran deben realizarse con organización y método por lo que suelen ser tan tediosas que acaban realizándose con pesadez y lentitud.. Cuando llevamos mucho tiempo llenando cajas y más cajas, empezamos a no prestar atención a la tarea de preparar adecuadamente algo tan importante como los muebles, los enseres, libros, objetos de vidrio y delicados, ropa… por lo que durante el proceso de mudanza muchas veces se manchan, rayan, rompen y sufren desperfectos durante el traslado por culpa de un embalaje defectuoso y poco cuidado.

Probablemente el mejor consejo que podamos ofrecer es realizar un plan completo y específico para el tiempo destinado a realizar las tareas de embalaje. En el plan general de mudanza es importante describir de manera detallada todo lo relativo a las tareas específicas de embalaje, lo que se necesita hacer, cómo y cuándo, el material y herramientas que se precisan para completar esas tareas y también es aconsejable hacer un cronograma para que se puedan marcar los puntos realizados a medida que se avanza en el plan.

Es importante realizar por separado el embalaje de muebles desmontados que precisen protección y el embalaje de objetos pequeños o delicados, menaje, ropa, y enseres de todo tipo.

Los materiales de embalaje que son básicos y bien conocidos para estas tareas son plástico de burbujas y rollos de plástico film. El plástico de burbujas se utilizará para los objetos más frágiles y el papel film para evitar ralladuras y suciedad pero además nos serán indispensables cajas de cartón de diferentes tamaños y utilidades, protecciones de espuma tipo bolitas o tipo lámina para proteger, amortiguar golpes e inmovilizar junto con el clásico papel de diario o de revistas viejas para rellenar huecos en las cajas o contenedores, además de etiquetas para señalizar y rotuladores para marcar…  Estos son los útiles básicos pero además no deberemos olvidar los siguientes elementos:

  • Cajas de cartón para mudanza que deberemos procurar que sean de buena calidad, resistentes y de distintos tamaños. Hay cajas con autocierre que permiten el cerrado sin cinta de embalar, “cajas armario” que permiten guardar la ropa sin doblar, cajas con separadores para platos, copas, etc….
  • Cinta de embalar con y sin dispensador que nos servirá para cerrar las cajas, unir grupos de piezas y mantener cajones y puertas de pequeños objetos totalmente cerrados para evitar que se extravíe el contenido durante el traslado.
  • Cubre sofá y cubre colchón que nos servirá para proteger sofás, sillones, sillas y colchones de la suciedad y los golpes durante el traslado.
  • Mantas protectoras que han de combinarse con el rollo de film para ayudar a proteger los muebles. Estas mantas pueden además utilizarse como ayuda auxiliar para el traslado, colocando encima de ellas electrodomésticos, piezas, pequeños muebles o cajas y arrastrando para facilitar su desplazamiento…
  • Protectores de esquinas que son muy útiles en electrodomésticos, espejos, vidrios de mesas auxiliares…. para evitar el daño en las esquinas.

De la misma manera, las herramientas que serán necesarias para los trabajos de embalado serán las siguientes:

  • Martillo para clavar y calzar las partes que se precisen.
  • Destornilladores de diferentes puntas para quitar tornillos o piezas de muebles pequeños u objetos que desmontemos.
  • Llave inglesa. Nos será útil para aflojar y apretar las tuercas y tornillos de los muebles pequeños y objetos auxiliares.
  • Tijeras. Claramente indispensables para cortar cinta, films, papel, plástico…
  • Cinta métrica que nos servirá para medir las piezas y módulos embalados de muebles y saber si caben en el ascensor, las escaleras y para realizar el mejor encaje de los objetos que ponemos en las cajas.
  • Cúter. El primo hermano mejorado de las tijeras y que nos servirá para cortar la cinta de embalaje y poder abrir las cajas con mayor facilidad y rapidez que con las tijeras.

Como hemos indicado anteriormente es importante realizar por separado el embalaje de muebles desmontados que precisen protección y el embalaje de objetos pequeños o delicados, menaje, ropa, y enseres de todo tipo.

Para el mobiliario, el proceso de embalaje es diferenciado para cada tipo de mueble.

  • Una vez desmontados y separados en piezas o módulos, los muebles como armarios, mesas, cómodas o librerías se podrían envolver con mantas y telas para evitar que se rayen, cerrando además las puertas y cajones con cinta para  evitar que se deslicen, se abran y se dañen.
  • Los armarios roperos son especiales porque una vez desmontados es preciso agrupar guías, estantes, barras, separadores y marcar bien a qué mueble pertenecen.
  • Los electrodomésticos es importante envolverlos en plástico film y cubrir las esquinas con protectores. Tener especial cuidado con los movimientos de traslado es fundamental en este caso por las piezas de motor, cubetas, bombos y demás elementos que contienen y garantizan su correcto funcionamiento.
  • Los sofás, sillas y sillones hay que envolverlos con plástico film para protegerlos de rayaduras, manchas y humedad. Si las patas se pueden desmontar, es conveniente hacerlo para facilitar el transporte, guardar esas piezas en bolsas marcadas al igual que los cojines y almohadas.

Para el embalaje de objetos y enseres no te lances sin pensar a llenar cajas. Controla dimensiones y tamaños para aprovechar bien los espacios.

  • Para embalar objetos de cristal o porcelana recomendamos rellenarlos primero con papel o plástico de burbujas y protegerlos con un papel fino para evitar rozaduras; posteriormente debe prestarse especial atención a las partes que sobresalgan y envolver todo cuidadosamente con papel de burbujas. Si es posible se recomienda transportar estos enseres en una caja que contenga bolitas de espuma o papel de diario para rellenar huecos e inmovilizar totalmente los objetos.
  • Para embalar cristalerías, y vajillas, es aconsejable realizarlo pieza a pieza por separado: cada plato, cada copa y cada vaso de manera individual utilizando plástico de burbujas. Pueden ir juntos en una misma caja, pero lo más recomendable es incluir separadores de cartón entre cada elemento. Existen cajas que ya incluyen este tipo de separadores. Asegúrate de rellenar bien los espacios entre piezas para que no bailen en la caja.
  • Para embalar la ropa se pueden utilizar maletas o también armarios portátiles o fundas de plástico y con los vestidos y trajes se utilizarán bolsas con cremallera. Recuerda que puedes dejar atrás los tiempos en los que debías doblar prenda por prenda, utilizando cajas especiales para traslado de ropa. Las prendas se cuelgan directamente en el interior de la caja y llegan sin arrugas y listas para guardarse en el armario.
  • Los libros no se rompen tan fácilmente como la vajilla o las copas de cristal pero cuando están juntos en una caja se vuelven muy pesados y ese peso sólo puede causar problemas durante la mudanza. Es recomendable utilizar cajas específicas para libros, son más fuertes porque están hechas de cartón muy grueso y no son grandes para poder manejarlas mejor. Podemos embalar los libros de tres formas diferentes en vertical, horizontal o con el lomo hacia abajo pero siempre con los más pesados en el fondo. Entre hileras o pisos de libros colocar periódicos o plástico de burbujas de embalaje al igual que si quedan espacios vacíos en la caja deberemos añadir más papeles de diario para inmovilizar totalmente los libros en las cajas contenedoras. Los libros valiosos deberán ser envueltos individualmente en papel de burbujas de embalaje suave. Finalmente sella bien las cajas y refuérzalas con cinta.

De manera general, es preciso recordar:

  • Tener un inventario de todos los objetos y muebles que hemos embalado.
  • No llenar las cajas en exceso ya que esto hace que el traslado de cada caja sea más lento, puede romperse la misma caja y dañar el contenido o provocarnos daños a nosotros. Lo mejor es racionalizar el peso y distribuir el contenido.
  • Poner indicaciones, letras o números a las cajas para saber qué contienen y en qué habitación se deberían de poner para facilitar el proceso de desembalaje posterior,
  • Tener un plano mental del nuevo hogar ayuda a saber dónde van los muebles y las cajas de enseres.
  • Marcar las cajas con contenido frágil. Esto es vital para tener el máximo cuidado durante el traslado de estas cajas.

Cuando terminemos de hacer la mudanza llega la parte del desembalaje de objetos. Si durante la planificación del proceso de embalaje hemos clasificado, etiquetado e inventariado todo lo que deseamos transportar podremos durante el desembalaje ahorrar tiempo y desgaste físico. Si hacemos esto, la última etapa de desembalaje será un proceso más fácil y rápido.

Al realizar la descarga del vehículo de traslado y acceder a tu nueva ubicación, Pon de manera ordenada cada mueble y cada caja en su lugar, en su habitación de destino, evitarás con ello la acumulación de cajas y tu estrés se mantendrá bajo control.

Si no nos queremos agobiar con todo el entramado y disponemos de tiempo, sería conveniente tomarse las cosas con calma y realizar el mismo día de la mudanza tan sólo el montaje de los muebles necesarios para dicho día además de ubicar la cama en el dormitorio, el sofá en su lugar y desembalar únicamente lo necesario para el aseo y menaje de hogar indispensable.

Si no vivimos solos en el domicilio o disponemos de familiares que nos puedan ayudar con todo lo relacionado con la mudanza, es importante repartir las tareas a realizar entre todos. Es un buen momento para que los niños se impliquen y sean algo más que príncipes y princesas.

Una vez descansados y más relajados, en el segundo día procederemos prioritariamente con todo lo relacionado con la cocina, ya que será la habitación que nos requiera más tiempo, debido a la necesidad de establecer la colocación del menaje de cocina. Además una vez asentados en el hogar iremos al supermercado y también tendríamos que situar cada alimento en su lugar. Posteriormente podremos dedicarnos en días posteriores a realizar el desembalaje de cada una de las restantes habitaciones.

Para librarnos de las cajas y material de embalaje utilizado tenemos que disponer de bolsas de basura industriales. Para ayudar con el proceso y ahorrar espacio abre todas las cajas de cartón y déjalas totalmente planas. Así lo tendrás más fácil para tirarlas posteriormente.

Por último recomendamos el cuidado físico: la espalda no debe doblarse…las rodillas sí. No intentes coger más peso del que puedas permitirte.

No tienes por qué realizar toda la labor de la mudanza sol@, en Mudanzas El Pato podemos ayudarte. Nuestros profesionales pueden realizar todos los procesos auxiliares de una mudanza desde el embalaje de mobiliario hasta el de enseres y el proceso de montaje posterior. Además, si durante la organización de la mudanza descubres que necesitas un guardamuebles o trastero no dudes en pedirnos presupuesto.

La reputación de Mudanzas El Pato es un pilar fundamental de nuestra empresa y nos hace sentir orgullosos. Puedes confiar plenamente en nuestra efectividad depositando en nuestras manos expertas la gestión del traslado a tu nueva ubicación empresarial o a tu nuevo hogar.

Nota: Mudanzas El Pato recomienda a la empresa yasonlasocho.es como Agencia de Diseño Web,  Marketing Online y Asesoría Tecnológica.

¡ Llámanos !

Solicita un presupuesto sin compromiso

Email:

comercial@mudanzaselpato.com

Teléfono:

937 214 586

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.